Parque Nacional Yendegaia

Parque Nacional Yendegaia

Parque Nacional
Yendegaia

Creación del Parque

Fecha de creación: 6 de agosto de 2014
Superficie: 150.587 hectáreas (372,109 acres)
Hectáreas donadas: 38.000 hectáreas
Ecosistemas:  Bosque siempreverde de Magallanes, matorral mixto y brezal turboso de Navarino y bosque caducifolio de Magallanes
Almacenamiento estimado de carbono: 68,51 millones de toneladas métricas
Ubicación: Región de Magallanes

“Bahía profunda” es el significado en lengua Yagán del nombre de este parque que se extiende desde el Canal Beagle hasta la Cordillera Darwin, en el paralelo 54º sur en la Región de Magallanes. Bosques de lengas, extensas pampas, escarpadas costas, ríos y majestuosas montañas hacen de este uno de los lugares más espectaculares de la isla de Tierra del Fuego.

Historia

Después de escuchar sobre la existencia de un antiguo fundo ganadero ubicado en el extremo sur de Tierra del Fuego, Douglas y Kristine Tompkins exploraron la entonces Estancia Yendegaia por primera vez en el año 1998. A través de una organización sin fines de lucro, Fundación Yendegaia, y con el apoyo de otros filántropos, adquirimos la propiedad ese mismo año, y en 2013, en colaboración con la administración del Presidente Sebastián Piñera, donamos las 38 mil hectáreas, las que sumadas a los aportes estatales, dieron vida a este parque nacional. Actualmente el parque no cuenta con acceso terrestre. El Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) están trabajando en el camino que conectará el Lago Fagnano con Bahía Yendegaia (Caleta 2 de Mayo), por la Ruta 7 y que permitirá el acceso al parque. Esta conexión además permitirá empalmar con el Parque Nacional Tierra del Fuego en Argentina.

Conoce más sobre la historia de este parque en el libro Parque Nacional Yendegaia.

Valor ecológico

Extensos campos de hielo, glaciares y ventisqueros que se descuelgan hacia fiordos y canales forman parte del paisaje de este parque nacional cuya diversidad ecológica está representada, en cuanto a flora, por siete pisos vegetacionales que incluyen especies como coigüe, canelo, lenga, turberas y diversos tipos de musgos, líquenes y hongos; y en cuanto fauna, por especies como zorro culpeo de Tierra del Fuego, foca leopardo, foca elefante, gaviota dominicana, petrel gigante, rayadito, fío-fío, churrín del sur y carpintero gigante. El Guanaco es un habitante común de las pampas, al igual que el Tucu – Tucu.

Más información del parque aquí